¿Qué es y cómo funciona el Internet de las Cosas?

¿Qué es y cómo funciona el Internet de las Cosas?
internet_cosas
22 de febrero de 2018.

Probablemente has escuchado el término Internet of Things (IoT) o Internet de las Cosas, en su traducción al español. ¿Sabes a qué se refiere exactamente esta expresión? No te preocupes aquí te lo explicamos.

 

¿Qué es el Internet de las Cosas?

El Internet de las cosas no es un término difícil de entender, se refiere específicamente a conectar cualquier objeto o herramienta a una red Wi-Fi, para optimizar o controlar mejor su funcionamiento. Por ejemplo, controlar la luz desde tu smartphone y configurarla para que se prenda y se apague a la misma hora todos los días.

Es decir, gracias a esta tecnología se pueden automatizar las funciones de aparatos como estéreos, refrigeradores, hornos etc., para que la vida de los usuarios sean un poco más práctica.

El funcionamiento técnico y su desarrollo es un poco complejo, pero es muy fácil de entender cómo funciona:

 

¿Cómo funciona el IoT?

Todo comienza cuando se colocan chips y sensores a objetos de uso cotidiano. Éstos reunirán información de uso y entorno para mandarlos a la nube, donde se interpretarán todos esos datos para mandar recomendaciones notificaciones al usuario.

Al recibir los datos utiliza distintas medidas analíticas para conocer su comportamiento, así como el uso que le da el consumidor y lo compara con otros dispositivos iguales para mejorar su funcionamiento. Además de almacenar información y aprender de esta, provee a los objetos de un lenguaje común, lo que permite la conexión entre distintos objetos y herramientas.

 

Ejemplo

Imagina que colocas una cámara inteligente en tu hogar. Una vez instalado el dispositivo, éste analizará los horarios en los que las personas entran y salen. Así que si alguien ingresa a tu casa en un horario poco común, el aparato podrá mandarte una notificación.

La vida con el Internet de las cosas

El Internet de las Cosas evolucionó rápidamente y pasó de ser gadgets sencillos que sólo recopilaban y mostraban estadísticas, a incorporar sistemas y mecanismos de mayor capacidad y funciones. Es decir, cada vez realizan acciones más complejas y útiles mientras continúan enviando y recibiendo datos.

Gracias a dispositivos conectados al Internet de las Cosas será posible que al salir de tu casa  las luces se apaguen automáticamente para ahorrar energía, mientras que tu aspiradora recorre la casa y la deja limpia por la mañana. Cuando se acerque la hora en la que regreses a tu hogar el termostato regulará la temperatura perfecta y tu puerta se abrirá al percatarse que estás frente a ella.


Artículos relacionados

Educación Digital