Conozca qué Servicios Administrados puede implementar en su empresa

Conozca qué Servicios Administrados puede implementar en su empresa

ServiciosAdministrados_Empresa
08 de junio de 2018.

En cuestiones de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones, a ninguna empresa o institución le gusta que le vendan el concepto “una talla para todos” (en inglés, el conocido one size fits all). Cada organización tiene necesidades propias, que requieren de servicios TIC personalizados y adaptados a temas específicos. La mayoría necesita asesoría y soporte, pero al no ser el ámbito tecnológico el meollo de la empresa sino un área de apoyo (indispensable, pero desconocida), muchas recurren a compañías consolidadas que les proporcionan los servicios de TIC que necesitan, y que se ocupan de que esa parte funcione, incluida la solución de cualquier tipo de problemas que eso pueda implicar.

Estas empresas, y otras instituciones públicas y privadas recurren, cada vez con mayor frecuencia, a compañías externas que puedan ofrecerles lo que se conoce como Servicios Administrados. Lo mismo que en otros casos, no se trata de un producto sino de un conjunto de soluciones, basadas en nuevas tecnologías y en personal humano capacitado. Se adaptan a las necesidades de cualquier empresa u organización, y ofrecen servicios que cubren desde las necesidades tecnológicas básicas hasta consultas técnicas de alto nivel.

Qué son los servicios administrados

Se trata de que la compañía tecnológica se haga cargo de parte de las operaciones del cliente, y le proporcione la infraestructura necesaria manejada por personal totalmente especialista, solucionándole con ello su área de TIC. Sin importar el tamaño de la compañía, ni la cantidad de empleados o si tiene sucursales o diferentes ubicaciones. No hay una talla para todos, hay una solución específica para cada uno. Y cada quien paga sólo por lo que contrata, ahorrando costos al dejar en manos de expertos cada especialidad tecnológica.

Instraestructura

Entre los servicios administrados destacan la infraestructura virtual , que puede ser desde un servidor, para negocios que sólo eso requieran, hasta equipo de gran capacidad para procesamiento y almacenamiento de datos, incluyendo respaldos, centros de datos dedicados, flexibilidad para solicitar funcionalidades extras en cualquier momento, así como escritorios virtuales, ideales para empresas que no deseen invertir capital en equipo de cómputo propio.

Por su parte, el software como servicio (no se adquiere el software, se utiliza el servicio que se encuentra centralizado en la Nube) incluye el correo electrónico, que cubre diferentes necesidades de acuerdo a lo que la empresa requiera; el respaldo de PC y servidores, que asegura la información contra pérdidas y amenazas en Internet; y Servicios de Ciberseguridad, que permiten detectar y bloquear virus, restringir el acceso a determinados sitios, y brinda protección contra hackers y otras amenazas.

Centros de Datos

Los servicios de Centros de Datos consisten en almacenar, en una infraestructura con alta disponibilidad y seguridad, uno de los activos más importantes de las empresas: su información, garantizando además que ésta estará al alcance del personal autorizado por la compañía desde cualquier lugar del mundo y en cualquier momento. Además, se puede respaldar la información crítica en medios magnéticos, utilizando infraestructura de última generación. Finalmente, están las Nubes privadas como servicio. Se trata de servidores exclusivos para almacenar datos, resguardar la información y los programas o aplicaciones, generar y enviar facturas electrónicas de manera inmediata y acceder a las soluciones de virtualización, es decir, crear una copia o interfaz externa de los recursos tecnológicos de la empresa, reduciendo la inversión en equipos y acelerando el desarrollo de los procesos operativos de TIC.

Las empresas que brinden los Servicios Administrados deben contar con la infraestructura, la cobertura, el software y el soporte necesario y suficiente para dar un servicio de la más alta calidad a los clientes. Estos incluyen, entre otros, evaluar las necesidades de equipamiento de una empresa para proporcionárselos y gestionarlos; ocuparse de la seguridad en toda la red; proteger los datos críticos de una manera consistente, fiable y segura, con servicios en la nube así como proporcionar consulta técnica que pueda ser aplicada en el mundo real.

Finalmente, la idea es que cada empresa, pequeña, mediana o grande, se centre y se concentre en el objetivo de su propio negocio: ser más rentable, producir más, alcanzar metas y crecer. Y que la tecnología, como herramienta de apoyo indispensable, funcione en óptimas condiciones al servicio de la compañía, al quedar en manos de expertos, reduciendo costos y proporcionando la gestión de la infraestructura de TIC.


Artículos relacionados